‘Postureo’ y transparencia

Washington, DC. – Ha sido el fenómeno viral del verano. El reto del cubo de agua helada, o conocido en las redes sociales como #IceBucketChallenge, se ha extendido como una mancha de aceite. Miles de personas en todo el mundo se han filmado tirándose un cubo de agua por encima para mostrar así su apoyo a la lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA, o ALS por sus siglas en inglés). En los vídeos, cada protagonista reta antes a tres amigos a hacer lo mismo en las próximas 24 horas para evitar donar 100 dólares (unos 75 euros) en el caso de rechazar el desafío (según la versión, quien se tira el cubo de agua fría sólo debe donar 10 dólares). Las redes sociales de Facebook e Instagram están plagadas de vídeos que se multiplican cada día.

La ELA, también conocida como Enfermedad de Lou Gehrig, es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a las neuronas motoras del cerebro, tronco encefálico y médula espinal, que son las células encargadas de transmitir la orden del movimiento voluntario del cerebro a los músculos. Me parece muy curiosa la definición del reto del cubo de agua fría como estrategia de apoyo para luchar contra esta enfermedad: «me tiro un cubo de agua fría por encima para no tener que pagar tanto».

Sigue leyendo

Els premis Grammy

Washington, DC. – Ara fa una setmana vaig seguir amb interès la última gala dels premis més coneguts de la música comercial, els Grammy, que atorga anualment la National Academy of Recording Arts and Sciences, una organització (lobby, diria jo) de músics, productors, enginyers de gravació i altres professionals d’aquest món. Els Grammy són, sense dubtes, una eina de promoció comercial que té per objectiu projectar entre el gran públic produccions musicals d’artistes novells i veterans; vaja, un invent d’autopromoció fantàstic que sembla que funciona. Sigue leyendo