Noticias falsas, populismo y responsabilidad

Washington, DC. — En el verano de 2016, meses antes de las elecciones en Estados Unidos y cuando Donald Trump acababa de ganar la nominación del partido republicano, la periodista del programa 60 Minutes, Lesley Stahl, se alistaba para su entrevista. Trump, un empresario recién llegado a la política, hablaba por primera vez tras superar los votos necesarios para ser el candidato republicano. Venía del mundo de los negocios y la televisión, pero había conseguido hacerse un hueco en la política con un irreverente mensaje populista que tan buenos réditos le estaba dando y al que tan poco acostumbrados estaban los medios y la clase política del país. Entre los mensajes que destilaba el entonces candidato estaba ya el de atacar a la prensa para desacreditarla. Sigue leyendo