Pedro J. Ramírez

Washington, DC. – Han pasado dos semanas desde que el periodista Pedro J. Ramírez fue forzado a dejar la dirección de El Mundo, periódico que fundó hace casi 25 años. «A mí no me han sugerido [que me vaya], dijo el periodista el día que se conoció la noticia, «a mí se me comunicó que se había tomado la decisión de destituirme». Una destitución que el mismo Pedro J. Ramírez atribuye a la incomodidad que han provocado las noticias publicadas en los últimos meses a «Rajoy», dijo, « la Casa Real y el PP».

Son graves las acusaciones del ahora ya ex director de El Mundo y que no han sido desmentidas por Unidad Editorial, propietaria del periódico. Graves por lo que suponen de injerencia en la parte editorial de un medio de comunicación y graves por el precedente que sientan.

No hay duda de que un propietario de un medio siempre puede cambiar o ratificar a su director, pero lo que no es aceptable es que eso se produzca por claudicación ante presiones políticas.

Sigue leyendo