Los demócratas también tienen sus mapas

Washington, DC. – A raíz del atentado contra la congresista demócrata Gabrielle Giffords, la que fuera candidata a vicepresidenta y ex gobernadora de Alaska, Sarah Palín, ha regresado a la primera línea informativa, y lo ha hecho no por algo que haya dicho ahora sino por algo que hizo (o permitió) durante las pasadas elecciones de medio término: publicar un mapa marcando con dianas a los congresistas que abatir políticamente en las elecciones del 2 de noviembre, entre ellas Giffords.

Le ha faltado tiempo a la prensa para tomar como cabeza de turco a Palin y ponerla de ejemplo de incitadora a la violencia verbal, caldo de cultivo ideal para la violencia física que Giffords y otras tantas personas más sufrieron este Sigue leyendo