Disparar a matar en EE UU

Washington, DC. — Un nuevo incidente le echa más gasolina al fuego de las protestas por la violencia policial en Estados Unidos. El viernes pasado, un agente de la policía de Atlanta disparó por la espalda a un hombre negro, desarmado, que huía de un intento de detención por parte de dos agentes que incluyó forcejeo. Como consecuencia de los hechos, el agente autor de los disparos fue despedido, el otro suspendido, y la jefa de policía de la ciudad renunció. Sigue leyendo

La tormenta perfecta en Estados Unidos

Washington, DC. – Estados Unidos enfrenta la tormenta perfecta, un cúmulo de circunstancias que agravan la situación y hacen difícil predecir el futuro. Desde Los Ángeles hasta Boston, desde Miami hasta Chicago pasando por supuesto por Washington, cientos de miles de estadounidenses están mostrando su descontento. La muerte de George Floyd, el último afroamericano detenido con violencia por la policía es el enésimo episodio que se ha convertido en la gota que ha colmado el vaso y que se suma a otras causas subyacentes. Sigue leyendo

La erosión del equilibrio constitucional en EE UU

Washington, DC. – El viernes conocimos el último despido de la Administración Trump: el del inspector general del Departamento de Estado, Steve Linick — la persona que dentro de la diplomacia estadounidense recoge las denuncias internas para evitar abusos de funcionarios en el ejercicio de su responsabilidad y garantizar el buen funcionamiento de la administración pública. Es una figura independiente. Sigue leyendo

Guerra de narrativas en plena pandemia

Washington, DC. — La lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus, llamado SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, viene acompañada de una guerra de narrativas de los gobiernos del mundo. Estados Unidos y China son los principales enemigos en esta batalla, y cada uno busca que sus mensajes calen en sus sociedades pero, sobre todo, en el resto del planeta. Sigue leyendo

La Ley Seca y porqué prohibir no es la solución

Washington, DC. — Se cumplen cien años desde que el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley Volstead, más conocida como la Ley Seca o Prohibition, en inglés. El Congreso, influido por una puritana sociedad de finales del siglo diecinueve y principios del veinte, prohibió la fabricación, venta e importación de bebidas alcohólicas el 17 de enero de 1920. El alcohol era acusado de todos los males en una sociedad que se vigilaba a si misma en aras de una templanza mal entendida que debía impregnarlo todo. Sigue leyendo

El poder de Obama

Washington, DC. – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pronunciado esta semana su quinto discurso sobre el Estado de la Unión frente a las dos cámaras del Congreso. Es el ritual que cada año a finales de enero paraliza Washington y congrega –aunque cada vez menos– a los estadounidenses frente a los televisores para escuchar los planes que tiene el inquilino de la Casa Blanca. Este año, el discurso fue una muestra más de los límites del poder del presidente de Estados Unidos.

Obama habló al Congreso con la brillante oratoria a la que nos tiene acostumbrados pero sin anunciar grandes medidas y con un tono conciliador y pedigüeño ante quien le ha bloqueado sistemáticamente sus iniciativas desde que los demócratas perdieron el control de la Cámara de Representantes.

Sigue leyendo

El salario mínimo


Washington, D.C. –El presidente Barack Obama anunció en su reciente discurso del Estado de la Unión que había llegado la hora de aumentar el salario mínimo en Estados Unidos a 9$ por hora. «Nadie que trabaja a tiempo completo debería tener que vivir en la pobreza», argumentó. El salario mínimo en Estados Unidos es de 7,25$ aunque varía según los estados y, atendiendo a excepciones, puede ser de sólo 2$ (Oklahoma). Obama quiere además que esté vinculado a la evolución de la inflación.

1361135380084.cachedCon su propuesta, el Presidente de EE UU asume que estos trabajadores se llevarán más dinero a casa y, al verse más ricos, consumirán más. Y sus críticos insisten en que el verdadero impacto no lo veremos en el consumo sino en una reducción de la oferta de trabajo.

Me explica Paco Vázquez-Grande, un amigo economista, que «el argumento tiene en mente que poca gente cobra el salario mínimo —3,8 millones de 140 millones de trabajadores—, es decir el 2,7% de la población activa». De los cuales, «la mitad es menor de 24 años, por lo que sólo el 1,5% de la población mayor de 24 años gana el salario mínimo, y de los menores de 25, sólo el 10.7%».

Unos de los principales beneficiarios de esta medida serán los estudiantes quienes al ganar más «decidirán trabajar menos, o pedir menos a sus padres, o pedir menos créditos… no incrementando así la demanda agregada», explica Vázquez-Grande. El problema es que si el salario mínimo se hubiera mantenido a la par con la inflación desde su máximo histórico en valor real durante la década de 1960, ahora sería de aproximadamente $10 por hora. Obama se queda corto.

Artículo publicado el 02/03/13 en Diari de Tarragona

Foto: Steve Cole/Getty

Recta final en Estados Unidos

[Publicado el 04/11/12 en Diari de Tarragona]
* * *

Washington, DC. – Las calles de Washington respiran política. Todos los días. Es una ciudad que vive para la política. Es la sede de la Administración Federal y del Congreso. Es donde está el Presidente y la Casa Blanca. Y es entorno a esos núcleos de poder donde se levantan oficinas de lobby y empresas que buscan conexión gubernamental; y donde están también muchos organismos internacionales que no son ajenos a esa realidad. Sigue leyendo