Washington, DC. – Crecen las críticas a Donald Trump por el considera excesivo gasto en logística y seguridad de sus viajes de fin de semana. En sus primeras 10 semanas en el cargo, Trump ha estado siete veces en Mar-a-Lago, su club de Florida. Los gastos de estos viajes ascienden ya a más de 24 millones de dólares, un gasto exhorbitante si lo comparamos con los de su predecesor. Obama gastó en sus ocho años en la Casa Blanca 97 millones de dólares, o lo que es lo mismo, unos 12 millones por año. A este paso, Trump necesitará solo 10 meses para superar todo el gasto realizado por Obama en sus dos presidencias.

Anuncios