Washington, DC. – Han pasado dos semanas desde que el periodista Pedro J. Ramírez fue forzado a dejar la dirección de El Mundo, periódico que fundó hace casi 25 años. «A mí no me han sugerido [que me vaya], dijo el periodista el día que se conoció la noticia, «a mí se me comunicó que se había tomado la decisión de destituirme». Una destitución que el mismo Pedro J. Ramírez atribuye a la incomodidad que han provocado las noticias publicadas en los últimos meses a «Rajoy», dijo, « la Casa Real y el PP».

Son graves las acusaciones del ahora ya ex director de El Mundo y que no han sido desmentidas por Unidad Editorial, propietaria del periódico. Graves por lo que suponen de injerencia en la parte editorial de un medio de comunicación y graves por el precedente que sientan.

No hay duda de que un propietario de un medio siempre puede cambiar o ratificar a su director, pero lo que no es aceptable es que eso se produzca por claudicación ante presiones políticas.

Pedro J. Ramírez no es santo de mi devoción. Sus obsesiones en temas como Catalunya o los atentados del 11M serán –si no lo son ya– ejemplo de lo que no es periodismo. Pero sería injusto no recordar la valentía con la que El Mundo informó de los escándalos del GAL, Filesa o, más recientemente, la disoluta vida del Rey.

Una democracia fuerte necesita medios de comunicación fuertes e independientes. Cuando las propiedades de los medios ceden a presiones, se debilita la democracia. Los ciudadanos deberíamos protestar contra estas decisiones motivadas por injerencias, y esperar de otros medios que se investigue y denuncie. Hoy ha sido Pedro J. ¿Mañana?

* * *

.

Despedida del periodista Pedro J. Ramírez en la redacción de El Mundo.

Artículo publicado el 15/02/14 en Diari de Tarragona

Anuncios

4 comentarios en “Pedro J. Ramírez

  1. Gustau, entendemos la intención de tu comentario..pero defender a P.J…es muy fuerte..en mi opinión ha sido el artífice de las malas relaciones España/ Catalunya, venga atizar el fuego…ha sembrado vientos y ahora se recogen tempestades. ël tiene gran culpa de lo que está pasando en su país.

  2. Por si aporta algo a tu pregunta, te adjunto una entrevista a uno de los “jefes” de Unidad Editorial o del grupo que lo controla. Yo la leí en diagonal, pero me quedo la idea de que la “presión” podría ser indirecta por la decisión de ciertas empresas grandes de retirar su publicidad de El Mundo.

    http://economia.elpais.com/economia/2014/02/11/actualidad/1392144677_915522.html

    La pregunta que siempre me queda es ¿hasta qué punto son los medios de comunicación independientes si al final dependen de los ingresos de publicidad?

    • Hola Pablo:
      Es sabido que el Gobierno castigó a El Mundo negándole la publicidad institucional (la que le correspondería por su difusión). Eso cierra un grifo… y genera incertidumbres sobre el negocio que provocan dudas a los bancos para conceder o no créditos. Además, ¿querrá un banco “ayudar” a una empresa que es enemiga del Gobierno?
      Eso también es presión política.

  3. Ni una lágrima por un periodista venal, mentiroso, obsesivo con el “scoop” hasta límites ridículos, putero con lingerie rosa, que lleva tirantes porque se cree Larry King…
    Además, quien manda manda y poderoso caballero…

Los comentarios están cerrados.