La decisión de S&P puede ser positiva

[Artículo publicado el miércoles 10 de agosto en el Diari de Tarragona]
* * *

Washington, DC. – La decisión de Standard & Poor’s de rebajar la calificación de la deuda norteamericana ha caído como un mazazo en Estados Unidos. Es una decisión controvertida que pocos esperaban después del reciente acuerdo entre republicanos y demócratas para equilibrar las finanzas del país. Esta rebaja, a pesar de la alarma que ha generado, puede acabar siendo menos grave de lo que algunos vaticinan, e incluso positiva a la larga.

Hace ya semanas que S&P advertía de una posible rebaja de la deuda del país. El viernes pasado, tras el cierre de Wall Street, la compañía comunicó al Departamento del Tesoro que de la máxima triple A la pasaba a AA+, un estadio inferior en la conocida escala de seis. El efecto inmediato de esta rebaja se debería traducir en un aumento de las tasas de interés que exigen los inversionistas que invierten en deuda norteamericana (cosa que aún no ha pasado), por lo que el país tendrá que gastar más para colocarla. Pero no sólo las finanzas públicas se ven afectadas: las tasas de interés de las hipotecas y otros préstamos también aumentaran sus tipos de interés porque muchas están referenciadas a esa deuda pública, por lo tanto también los ciudadanos sufrirán las consecuencias.

Ahora bien, la mayoría de la deuda norteamericana está en manos de grandes instituciones como fondos de pensiones o bancos centrales. Estas instituciones, por su dimensión y propio interés, suelen tener sus propios departamentos de investigación que elaboran sus conclusiones sobre la situación económica. Si tenemos en cuenta que de las tres grandes agencias de calificación —Moody’s y Fitch son las otras dos— sólo una ha rebajado la deuda norteamericana, es plausible pensar que la opinión de S&P tenga una influencia relativa en sus decisiones; más aún considerando que en el mundo financiero se suele agrupar bajo una misma consideración de riesgo a los calificados con AAA y AA+.

La historia nos recuerda que rebajas de deuda como esta de Estados Unidos han tenido un impacto mínimo en la economía de los países. Japón en el 2009 o Canadá en 1994 vivieron un escenario similar y si bien sufrieron inmediatamente un aumento de los tipos de interés, en pocos meses los tipos volvieron a bajar y, en el caso canadiense, se recuperó la triple A.

En Estados Unidos, la reacción de políticos y opinión publicada está siendo mayoritariamente beligerante contra S&P. Muchos la acusan de falta de credibilidad, de ser poco rigurosa o de hacer juicios políticos. Más aún, recuerdan que tanto S&P como Moody’s o Fitch son corresponsables de la actual crisis internacional porque en su momento no valoraron con acierto los paquetes de hipotecas, muchos de los cuales contenían los famosos bonos tóxicos.

Esta virulencia verbal está, en gran parte, motivada por el efecto psicológico de que por primera vez alguien les ha dado un toque de atención. El informe de S&P deja claro que la decisión ha estado motivada, entre otras cosas, por la “debilidad” de la política estadounidense y sus instituciones para alcanzar acuerdos, especialmente en el delicado momento de crisis mundial, o por decirlo en otras palabras: por la inoperancia de su sistema político. La pataleta norteamericana puede ser comprensible, pero sería sin duda deseable una reacción más madura.

El toque de atención pone presión a la clase política en general para que dejen de lado estrategias partidistas de corto plazo y legislen haciendo políticas de estado — más en el próximo curso político que será electoral. Y de entre todos ellos, presiona especialmente a los congresistas que formarán parte del comité que deberá elaborar una propuesta consensuada de medidas para reducir el déficit y revisar los impuestos. Nos interesa a todos que así sea.

Anuncios

2 comentarios en “La decisión de S&P puede ser positiva

  1. Crec que no et falta raó. Lleigeix el comentari qúe t´enviat del prof. d´Esade, generat desde Georgetown, W. – DC.

  2. De hecho ayer bajaron las tasas de interés (se atribuye a la mala pinta que tiene el sector productivo de USA y Europa)… aunque sí que se espera que a medio plazo suban, debido al downgrade.

Los comentarios están cerrados.