>Zapatero vacío de contenido – Spanish

>

Washington, DC.- Zapatero ha visto hoy cumplido un deseo, un deseo que era una necesidad: verse con Obama de manera oficial y dejar atrás las frías relaciones con la Casa Blanca de los últimos cinco años. Son muchas las causas de esta etapa difícil entre España y Estados Unidos, en las que él tiene su parte de responsabilidad. La afrenta a la bandera —uno de los símbolos indiscutibles y transversales para los estadounidenses— ha influido decisivamente en su imagen como político creíble; y las formas en marcharse de Iraq —de un portazo y sin calibrar las consecuencias para sus aliados (con el pretexto de una promesa electoral)— no ayudaron en nada. Es cierto que él no tiene toda la culpa, pero no puede eximirse de su responsabilidad.

Obama necesita a Zapatero menos que Zapatero a Obama, por eso seguramente ha tardado en recibirle, y cuando lo ha hecho, ha sido como un presidente más, sin pena ni gloria: sin hacerle un feo —le ha dedicado más tiempo del que estaba previsto en la agenda oficial—, pero sin bombo y platillo —evitando una rueda de prensa al uso que acostumbra a acontecer tras las visitas de otros líderes de naciones europeas, léase Sarkosy, Merkel, Berlusconi o, ni que decir tiene, Gordon Brown. Los dos presidentes han posado ante una selección de medios aceptando dos preguntas por cortesía; nada más.

En cualquier caso, hoy he visto a Zapatero contento, sonriente e ilusionado por una foto largamente buscada que le llega en un delicado momento de su presidencia, cuando aún resuenan los ecos de las protestas del 12 de octubre pidiendo su dimisión, con la sombra de las encuestas oscureciéndole el horizonte y con una economía que pierde fuelle y competitividad y gana en paro. El presidente se ha quitado una espina y en su estrategia legítima espera haber tomado aire suficiente para esta travesía del desierto que aún no ve su final. Pero una golondrina no hace primavera.

Las formas de la visita han sido correctas, esperables por otra parte, pero satisfactorias. El fondo me preocupa más. Su mensaje, primero con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y después con el Presidente en el despacho Oval estaba lleno de vacío. He seguido y anotado cada palabra, cada gesto, cada sonrisa, pero no había más que vacío y brindis al sol y, eso sí, muchas ganas de recuperar el tiempo perdido; pero la poca concreción de la reunión no es satisfactoria. Zapatero ha perdido la oportunidad de acordar hoy algo tangible.

Foto: Efe / Matthew Cavanaugh
Anuncios

4 comentarios en “>Zapatero vacío de contenido – Spanish

  1. >Yo soy obama y no le invito. o le invito y le doy una colleja en publico. No hay nada mas importante para un Americano que su bandera… si es que hay que ser tonto…Una pena que no se llevara a sus "nenas" pues el rollito underground gotico seguro que impacta en el Capitolio, y entonces si que alguien se acordaria de que Zapatero paso por ahi.La verdad es que me da verguenza ajena… pero mucha… Se puede ser mal presidente, pero es que ademas es feo y panfilo… cero charming, cero cool, cero lider… y pensar cuanta gente le voto… pero que pais tan poco cool!

  2. >A ver si me entero de qué hablaron. Pero vamos, tampoco sé qué cosas concretas podíamos esperar. Este tipo de encuentros quedan en formalidades, aunque sean necesarios. Esa es gran parte de la política, hablar sin decir nada, pero que parezca que ha dicho un discurso crucial.

  3. >Zapatero ha sotado la retaila de frases que se ha aprendido de memoria y que suelta por donde va sea donde sea.COOPERACION, ALIANZA DE CIVILIZACIONES,NUESTRA FANTASTICA SITUACION ECONOMICA ETC…Mira que llega a ser limitadito el pobre, así nos va que tenemos que pedir por favor que nos dejen una silla o un taburete en el G20 y demás, si no fuera por Sarkosy….

Los comentarios están cerrados.